Advertisementcastrol
pirelli argentina

Trabajadores motociclistas de Quilmes reciben capacitaciones y cascos para circular más seguros

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, entregó cascos homologados de alta visibilidad y chalecos en la ciudad de Quilmes, en el marco del «Programa Federal de Entrega de Cascos y Equipamiento Reflectivo». Los destinatarios son trabajadores motodeliveries, que además son capacitados en la conducción segura de motos. Desde la implementación del Programa, en diciembre de 2020, ya fueron entregados más de 10 mil cascos y chalecos para mejorar la seguridad vial de las y los motociclistas. El anuncio se realizó en el Museo de Artes Visuales de Quilmes y estuvieron presentes el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano; y la intendenta de la ciudad, Mayra Mendoza.

Trabajadores motociclistas de Quilmes reciben capacitaciones y cascos para circular más seguros

«Agradecemos a las autoridades de Quilmes por abrirnos las puertas de la ciudad para trabajar en conjunto en cuidar la vida de los motociclistas. En nuestro país, la mayor cantidad de víctimas fatales en siniestros viales son los usuarios de motos, y principalmente son jóvenes. Es por eso que esta iniciativa apunta a resolver esta problemática vial, concientizando y fomentando el uso del casco, capacitando a las y los conductores con las herramientas necesarias para la conducción segura y responsable de este tipo de vehículos, y trabajando junto a las jurisdicciones locales para lograr un cambio en la cultura vial de los argentinos», señaló el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

Por su parte, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, destacó el trabajo permanente de la ANSV tanto con la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano como con la Agencia de Control y Fiscalización Comunal. «Para nosotros es muy importante poder firmar este convenio y, además, brindar estas herramientas para cuidar la vida de los trabajadores y las trabajadoras. Es fundamental tener esta respuesta ante una demanda que es permanente. A cada situación en la que se presenta un riesgo o un problema tenemos que llegar con trabajo, con un Estado presente y, principalmente, con el compromiso y la comunidad organizada, siendo parte de la solución. Este es el camino que debemos construir», aseguró. Y, además, agregó: «Cuentan con el Municipio de Quilmes para llevar adelante cada una de las políticas públicas y los programas que impulsan desde la ANSV. Tenemos mucha voluntad de trabajo, muchas ganas de seguir gestionando como lo venimos haciendo, porque tenemos un único interés: mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas».

El programa de entrega de cascos y chalecos está orientado a jóvenes motociclistas que obtienen su primera Licencia Nacional de Conducir, motodeliveries, trabajadores que utilicen motos como medio de transporte a sus lugares de trabajo y/o conductores que hayan sido detenidos en controles de tránsito por no usar casco. En todos los casos, son capacitados previamente con un curso para fortalecer aspectos vinculados a la seguridad en la conducción de motos. Además, las ciudades deberán fortalecer el curso teórico de emisión de la licencia de conducir e implementarán una pista práctica para poder evaluar la idoneidad conductiva de las y los aspirantes a obtener la licencia para motos.

La iniciativa de la ANSV ya pasó por las provincias de Corrientes, La Rioja, Catamarca, Salta, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán, y actualmente recorre la provincia de Buenos Aires, en donde ya recibieron cascos motociclistas de Luján, Chivilcoy, Hipólito Yrigoyen, Pehuajó, General Rodríguez y Carmen de Areco. Las próximas localidades del recorrido bonaerense serán: Miramar, Villa Gesell, General Lavalle, Chacabuco, Alberti y Bolívar.

Según las estadísticas de la ANSV, los motociclistas representan el 48 por ciento de los fallecidos como consecuencia de siniestros viales, siendo principalmente varones jóvenes de entre 15 y 34 años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), usar el casco reduce en un 40 por ciento los riesgos de muerte y hasta un 70 por ciento las probabilidades de lesiones graves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *